Administrar

Pablo Martín: "No todos los partidos son corruptos"

BlogSocialistes | 01 Octubre, 2008 09:00

En los últimos tiempos, cualquier ciudadano que viva o esté al tanto de la actualidad política de las Baleares se habrá quedado boquiabierto ante la inmensa proliferación de noticias relacionadas con la corrupción que asola a determinadas formaciones políticas, concretamente a dos.

Lo cierto es que muchos de estos ciudadanos habrán concluido que el tópico según el que todos los políticos son corruptos se acerca bastante a la realidad y, a tenor de la abundancia de noticias en tal sentido, es lógico que puedan haber llegado a este pensamiento, pero basta con prestar una mínima atención a las siglas que día tras día figuran en las nuevas para negar categóricamente que todos los partidos políticos de las islas pueden ser juzgados con el mismo patrón.

Ahora bien, es precisamente en estas circunstancias de relativa desconfianza hacia los políticos en general cuando la mentira y la confusión benefician más que nunca a aquellas formaciones que hacen uso del referido tópico con el objeto de que salpique a otras que en modo alguno han visto como sus miembros eran conducidos a los tribunales para prestar declaración por la presunta comisión de delitos y, en algunos casos, para reconocer los hechos de los que eran acusados, incluso.

Es algo relativamente sencillo. Si consiguen convencer a la opinión pública de que sus adversarios se encuentran en la misma situación que ellos o que deben ser considerados de la misma forma, minimizan el daño que les puede causar la condición de partido corrupto ya que así comparten el desprestigio de manera generalizada y no tan focalizado en sus siglas o nombres propios.

Pero basta con hacer acopio de las causas abiertas pendientes contra el Partido Popular de les Illes Balears y toda comparación con el resto de formaciones, incluso con aquella que ellos suelen tildar como la más corrupta del archipiélago, cae por su propio peso. Tan sólo en los últimos 12 meses hemos asistido a multitud de escándalos que se sumaban a los ya conocidos tiempo atrás, que deberían avergonzar profundamente a los militantes de dicho partido y utilizo la forma verbal del condicional por que a juzgar por las tímidas declaraciones vertidas por sus portavoces (entre los que se encuentra la imputada en dos causas Catalina Soler) y dirigentes, apenas hay atisbos de reflexión interna profunda, más allá de los lamentos encaminados a maquillar una postura indulgente y de cara a la galería.

La corrupción en la Administración Matas estaba mucho más extendida de lo que podría considerarse como casos aislados y de poca entidad, sino que azota a las más altas instancias de las distintas consellerías y gobernación, por cuanto les competía a estas la función in eligiendo e in vigilando, propias de la gestión y buen funcionamiento de cualquier entidad o institución seria.

Ahora bien, este escrito no puede circunscribirse únicamente a las causas que azotan al partido de Rosa Estarás, sino que también debe hacer mención a otros supuestos que han sonado con fuerza en los medios últimamente. Es obvio que cuantas más áreas de gobierno se gestionan mayor es el riesgo que se crea respecto a la posibilidad de que un político o personas designadas directamente por éste puedan realizar actividades ilícitas, pero cuando el número de responsabilidades es relativamente pequeño y, así y todo, aparecen numerosos indicios relacionados con actividades corruptas cabe preguntarse hasta qué punto no puede haberse instaurado tal práctica como algo endémico en una formación política.

En tal sentido, es necesario dejar actuar a los tribunales y fiscales cuya labor es excelente y está recogiendo sus frutos de manera rotunda, puesto que deben exigirse responsabilidades definitivas una vez que el principio de presunción de inocencia que asiste a todos los ciudadanos se haya enervado, pero no es menos cierto que, en determinados supuestos, la adopción de medidas cautelares pueden evitar las comisión de males mayores. Es preciso recordar que ningún partido está a salvo de lo que algunos individuos que militan en sus filas pueden cometer.

Pablo Martín
Conseller electe del Grup de Consellers Socialistes del Consell de Mallorca

Comentaris

Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.

Els comentaris són moderats per evitar spam. Això pot fer que el teu escrit tardi un poc en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS