Administrar

Pablo Martín: "el caso Palma Arena"

BlogSocialistes | 02 Setembre, 2009 08:39

Cualquier ciudadano que haya seguido, siquiera de manera superficial, las informaciones que han venido publicándose relacionadas con el denominado “caso Palma-Arena”, habrá podido comprobar que éste reúne algunas de las peores cualidades que el PP balear ha mostrado de un tiempo a esta parte, consiguiendo la extraña virtud, incluso, de otorgarle una dimensión de carácter nacional que no hace sino embrutecerlo más.

Lo primero que debe destacarse, independientemente de que finalmente se demuestre la comisión de delitos, es la nefasta gestión política y administrativa que se llevó a cabo en su gestación: contrataciones de expertos en la materia que se desecharon una vez comprobado que no iban a firmar según que majaderías; informes que desaconsejaban encarecidamente los acuerdos económico-laborales con los arquitectos que finalmente ejecutaron el proyecto; pistas deportivas que son inservibles para el cometido con el que habían sido proyectadas; marcadores electrónicos innecesarios de precios desorbitados.

Como ya viene siendo habitual por estos pagos (Metro; Son Espases; Residencia de Ancianos), no ha habido ni una sola voz emergente de la formación conservadora que haya esbozado al menos un conato de disculpa ante unos ciudadanos que la merecen, cuando ha sido su dinero el que se ha despilfarrado y malgastado sin ninguna lógica, cuando no ha ido a parar directamente a los bolsillos de quienes habían sido elegidos para gestionarlo.

Por otra parte, los sucesos relativos a las detenciones que se practicaron han puesto de manifiesto, una vez más, que la estrategia de los populares en todos aquellos casos de corrupción que les afectan es premeditada: presentarse como víctimas ante una sociedad que es, en realidad, la verdadera perjudicada por su gestión política. Hemos podido comprobarlo con anterioridad en todo lo acontecido tras el 11-M, el caso Gürtel, y ahora el que nos ocupa. Las declaraciones que acusan al Delegado del Gobierno en Baleares no son de recibo, cuando precisamente si algo ha quedado patente es que sus recomendaciones iban encaminadas a que no se les dispensara un trato excesivo a los detenidos. Ello pone de manifiesto la bipolaridad que afecta a los conservadores en algunas materias.

Y es que el PP se esfuerza en difundir que no tiene nada que ocultar ni en éste ni en los otros muchos procesos penales incoados en su contra, pero sus actos se contradicen con sus palabras, con sus constantes mentiras de distracción masiva, como muy bien (y con ironía) las ha definido en Madrid el PSOE, ya sean formuladas contra Garzón (Gürtel), Socías (Palma-Arena) e incluso el propio Estado (11-M; Escuchas ilegales).

A mayor abundamiento, no sólo el principal responsable de la situación en Baleares abandonó el barco rápidamente para hacer las Américas, sino que la que era su segunda en aquel entonces, la Sra. Estarás, todavía hoy sobre el papel la máxima mandataria del PP Balear, ha puesto también tierra de por medio, hastiada de dar la cara por unos compañeros de partido en los que no confía.

Sin embargo, pocas cosas cambiarán de aquí a los futuros comicios de 2011. Volverán a presentarse como alternativa ante una sociedad que tiene una gran oportunidad para decir NO a políticas en las que ha primado el interés particular, sobre todo el de unos pocos, por encima del general. Es lo que sucede cuando se ostenta la más absoluta falta de vergüenza y honor en un partido político, como dice el aforismo: “cree el ladrón que todos son de su condición”. Pero se llevarán una gran sorpresa.

Pablo Martín
Diputat Socialista al Congrés

Comentaris

Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.

Els comentaris són moderats per evitar spam. Això pot fer que el teu escrit tardi un poc en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS